PPC Editorial México | Acompaña tu fe para vivir en el mundo de hoy

La Biblia de la Iglesia en América (BIA) es una nueva traducción de la Biblia, hecha por un equipo de 26 traductores latinoamericanos coordinados por el CELAM. (Consejo Episcopal de América Latina y el Caribe (CELAM), busca facilitar la labor pastoral de los discípulos misioneros de Jesucristo y difundir la Palabra de Dios entre los hispanohablantes.

Por su lenguaje sencillo y sus notas explicativas la BIA te ayudará a acercarte por primera vez a Jesús y a la Iglesia, es útil también para orar y catequizar, para propiciar la conversión personal y social, para construir comunidad y colaborar en la transformación de nuestro Continente.

¿Cómo surgió la iniciativa?

Una Biblia en español para Latinoamérica y el Caribe

Los Obispos de los Estados Unidos (USCCB) tuvieron la iniciativa de solicitar a los Obispos de Latinoamérica y el Caribe una traducción de la Biblia al español para uso de los inmigrantes hispanos, que luego pudiera servir también, con las adecuaciones necesarias, para los leccionarios litúrgicos. Los obispos estadounidenses se comprometieron a financiar el proyecto durante 10 años.

Consultados los presidentes de la distintas Conferencias Episcopales de cada país, el CELAM confirma la utilidad de asumir el proyecto como un servicio también para Latinoamérica y el Caribe.

Una traducción que reunió a un gran equipo

En 2003, el CELAM crea el CEBIPAL (Centro Bíblico Pastoral para América Latina, hoy CEBITEPAL), y una de las tareas que se le encarga es la traducción de esta Biblia. En 2004 se constituye un grupo de 26 traductores de Centro y Sudamérica, Norteamérica y el Caribe, que inicia la tarea en 2005 y concluye en una primera etapa con la publicación del Nuevo Testamento en mayo de 2015. Algunos de ellos han fallecido y nos han dejado como herencia su trabajo de traducción de uno o varios libros de la Biblia.

Una Biblia para la Iglesia en salida

A partir del Nuevo Pentecostés que supuso la Conferencia de Aparecida (DA 362), hemos sido llamados a ser una Iglesia en salida, que se mueve de su zona de confort pastoral para llevar el evangelio a la periferia de nuestras ciudades. Lo que mejor define hoy nuestra identidad y misión es el binomio discípulo-misionero (EG 120). 

Pero, antes de cualquier salida, necesitamos un encuentro con Jesús y uno de sus lugares preferidos para encontrarse de forma real, personal y comunitaria, con nosotros es la lectura y la oración, con y desde la Biblia:

“Los discípulos de Jesús anhelan nutrirse con el Pan de la Palabra: quieren acceder a la interpretación adecuada de los textos bíblicos, a emplearlos como mediación de diálogo con Jesucristo, y a que sean alma de la propia evangelización y del anuncio de Jesús a todos” (Aparecida, 248).

Esta nueva versión de la Biblia quiere ser el instrumento para que los discípulos misioneros, en toda América, no sólo se nutran con el Pan de la Palabra, sino que lo compartan a todos ¡Es un derecho del discípulo misionero tener fácil acceso a la Sagrada Escritura!

El proyecto de la traducción BIA quiere servir, en esta hora del tiempo, a que nuestros pueblos de América redescubran, de modo actualizado, a la luz de la Palabra, su íntima razón de ser, su identidad más genuina y su vocación en el camino de la humanidad.

Más que interrogarnos el para qué una nueva traducción del texto bíblico, los discípulos misioneros del Siglo XXI, nos alegramos y decimos: “¡Una nueva versión de la Biblia!”
 

BIA

Finalidad de la BIA

BIA foto

La Biblia de la Iglesia en América quiere ser una contribución importante a la evangelización inculturada en nuestras Iglesias, y ser útil para orar y catequizar, para propiciar la conversión personal y social, para edificar la comunidad y colaborar en la transformación de nuestro continente.

Se busca que los destinatarios –los diversos agentes de pastoral y el lector “medio” en lo cultural y en la fe, dispuesto a crecer y superarse como persona– puedan encontrar una buena interpretación y un texto que le favorezca para ser discípulo y misionero del Señor en su Iglesia.

Lo que distingue a la BIA

La doble fidelidad: al texto original, por un lado, y por otro, fidelidad al lector contemporáneo. La versión tiene como meta ayudar a una recta interpretación y actualización de los textos, dentro de la Tradición viva de toda la Iglesia.

Se busca poner a disposición del Pueblo de Dios un texto más accesible, en un lenguaje estándar, comprensible y literariamente digno.

La edición está acompañada de introducciones generales al conjunto de libros y a cada uno de ellos, que ayuden a captar sus características históricas, literarias y teológicas, de modo que favorezcan su comprensión y actualización; y también de notas explicativas que ayuden a una inteligencia mayor de la Palabra de Dios y, en la medida de lo posible, a la evangelización, a la oración y al testimonio de vida. Hay también diversos apéndices, glosario, mapas, cronología, etc.
Esta traducción se ofrecerá como una posible opción común para América de habla hispana, sin pretender la uniformidad en su adopción.

La traducción está elaborada de tal manera que podrá servir de base para los leccionarios litúrgicos (esa tarea será competencia de otro grupo especial, integrado por biblistas, liturgistas, pastoralistas, literatos, etc., que tendrán la responsabilidad de adaptar la traducción a las necesidades litúrgicas).

BIA

Notas y herramientas de interpretación

En las introducciones generales a los libros del Nuevo Testamento de la BIA no solo hay informaciones técnicas. De hecho, estas introducciones retratan sobre todo la dimensión histórica y vivencial de la comunidad, con el fin de procurar el diálogo de la teología del autor del texto con dicha comunidad. Se abordan temas como el género literario, la especificidad de cada grupo de libros y otros aspectos teológicos relevantes.

En las introducciones a cada libro hay tres momentos:

1. Nivel comunitario original: se aborda la situación histórica del libro y de la comunidad que originalmente recibe el libro, mostrando sus principales notas que la caracterizan y sus desafíos. Esta descripción ayuda a comprender el mensaje del libro, es decir, por qué el autor dice lo que dice. Y además, acentuando algunos aspectos generales de la realidad latinoamericana.

2. Nivel teológico: se presentan las principales líneas teológicas del libro con las que el autor responde a su comunidad y a sus situaciones específicas.

3. Nivel literario: se organiza la reflexión conforme a las líneas teológicas que se expresa pero de manera útil para entender el texto.

Con respecto a las notas:

Las Notas a secciones se conciben como una atalaya desde donde el lector puede dar una mirada general a los contenidos. Indican el camino que el autor viene recorriendo y hacia dónde va con su argumentación.

Las Notas a los pasajes explican los significados o el mensaje central, en un lenguaje coherente y sencillo, a veces con concreciones espirituales o pastorales.

oferta BIA