El perdón es un camino largo

Categorías:
Por los caminos del perdón

Una herida duele y nos recuerda que somos seres humanos de "carne y hueso", sin duda, las heridas que más tardan en sanar son las del alma.

Una ofensa de palabra, de acción u omisión requerirá tiempo, paciencia y un gran trabajo personal para sanar y eso tiene un nombre: PERDÓN.

Si quieres sanar esa herida no lo hagas con tus fuerzas, hazlo con la ayuda de Dios, ofrece tu mano y pide con humildad que te de la fortaleza necesarias para alcanzar el perdón.

La herida sanará muy lentamente, casi no verás avances, el perdón es un camino largo que debe transitarse con paciencia y aceptación.

Que nadie te confunda al invitarte a perdonar sin dolor, sufrimiento o de manera instantánea, perdonar duele, la reparación traerá sufrimiento, así que, decídete a afrontar el perdón con todo tu ser y corazón.

Lo que no debe cambiar es nuestra actitud y determinación, querer perdonar a pesar de las condiciones es el verdadero espíritu que debe permanecer en nuestra alma.

Ante la ofensa es necesario darle esa RCP (Raíces, Caminos y Posibilidades) tiempo de intervenir con amor, paciencia y esperanza para transformar nuestra vida.

Recuerda nuestro ciclo de conferencias en el auditorio de la Editorial de PPC muy recomendable la ponencia "Por los caminos del perdón".

Nos leemos la próxima semana.

Quiero comentar

Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con este contenido. Recuerde que tu comentario será revisado antes de publicarse. Los comentarios fuera de tema, los promocionales, o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la web serán eliminados.