Iniciación a la vida cristiana con niños

El Evangelio nos invita a correr el riesgo del encuentro, a la revolución de la ternura

Superar la sospecha, la desconfianza permanente, el temor a ser invadidos, las actitudes defensivas… Asumir la dimensión social del Evangelio más allá de la privacidad cómoda. El Evangelio nos invita siempre a correr el riesgo del encuentro con el rostro del otro.  La verdadera fe en el Hijo de Dios hecho carne es inseparable del don de sí, de la pertenencia a la comunidad, del servicio, de la reconciliación con la carne de los otros. El Hijo de Dios, en su encarnación, nos invitó a la revolución de la ternura.     

Cfr. Evangelii Gaudium 88

Iniciación cristiana
Libro de trabajo y guía de cada etapa
 
compra 4 y llévate 5


Serie DIOS CAMINA ENTRE NOSOTROS de la Arquidiócesis de México

Serie Dios con nosotros
El itinerario catequístico para niños pretende que el niño sea capaz de concientizar sus compromisos bautismales y contemplar su iniciación cristiana para tener un encuentro personal con Jesucristo, integrarse a la comunidad cristiana y crecer como discípulo y misionero del Señor.
  • Parte del método inductivo/hermenéutico: de la vida a la fe y de la fe a la vida.
  • Es de inspiración catecumenal y de función iniciática.
  • Se lleva a cabo en tres etapas: catequesis kerigmática, de iniciación cristiana y permanente o mistagógica.

Objetivo:

Favorecer procesos evangelizadores desde la infancia que ayuden a la formación de cristianos maduros en la fe, comprometidos con la Iglesia y con el mundo.

Dios camina entre nosotros

Etapa kerigmática

Etapa kerigmática
  • Consolida los contenidos del primer anuncio.
  • Ayuda a tomar conciencia de su ser como bautizados.
  • Inicia a partir de los siete años.
  • Se centra en la formación de la experiencia del amor de Dios en su vida.
  • Privilegia  lo vivencial sobre lo intelectual.
  • Es un camino interior o itinerario espiritual desde un ambiente propicio para percibir la presencia de Dios.
Descubro a Dios

Descubro a Dios

  • Acompañar al niño para que viva un encuentro con Dios Padre, Jesús y con el Espíritu Santo.
  • El recorrido se hace en clave bautismal, el niño toma consciencia de lo que implica ser hijo de Dios para que viva de acuerdo a su fe.

Etapa catequética

Etapa catequética
  • Periodo de preparación para celebrar los sacramentos: Confirmación, Eucaristía (Reconciliación).
  • Acompaña a los niños de entre ocho y diez años por un camino permanente de conversión.
  • Se inicia propiamente la educación sistemática de la fe.
  • Basado en cuatro dimensiones de la fe.
  1. Credo (fe profesada),
  2. Sacramentos (fe celebrada),
  3. Mandamientos (fe vivida),
  4. Oración (fe contemplada).
Vivo con la fuerza del espíritu

Vivo con la fuerza - Confirmación

  • Acompañar al niño para que viva un encuentro con Dios Padre, Jesús y con el Espíritu Santo.
  • El recorrido se hace en clave bautismal, el niño toma consciencia de lo que implica ser hijo de Dios para que viva de acuerdo a su fe.
Libro 3

Camino con Jesús - Eucaristía

  • Acompaña al niño a profundizar y madurar la opción por Cristo realizada en la Confirmación.
  • Consta de cuatro bloques desde las tareas esenciales de la catequesis: profesar, vivir, orar y celebrar.
  • La última se dedica por entero a la preparación de la Primera Comunión.

Etapa Mistagógica

Etapa mistagónica

Catequesis permanente o mistagógica: Acompaña a los preadolescentes de entre 11 y 12 años a profundizar el misterio pascual de Cristo.

La última etapa del itinerario desarrolla progresivamente el conocimiento y la aceptación de la fe, principalmente en una catequesis dominical dentro de la celebración Eucarística.

Está más orientada a la acción, por lo cual los contenidos se transmitirán por medio de actividades grupales.

Camino con la Iglesia

Camino con la Iglesia

Esta etapa tiene la intención de acompañar al niño a profundizar y madurar su pertenencia a la Iglesia y su compromiso misionero.

Método

  • El itinerario de formación con niños se basa en el método inductivo-hermenéutico;
  • Parte de la vida concreta de los niños, la ilumina con la Palabra de Dios y ayuda a dar una respuesta de fe en la vida cotidiana.
  • Así se logra unir el círculo hermenéutico en su doble movimiento: de la vida a la fe y de la fe a la vida.
  • La estructura de los temas parte de la aplicación de este método.